Blog > Playground Injury > ¿Puedo tomar medidas legales si mi hijo es acosado en la escuela?

¿Puedo tomar medidas legales si mi hijo es acosado en la escuela?

El acoso escolar se ha enfocado cada vez más como un aspecto de la vida en la escuela que necesita ser disminuido y finalmente erradicado debido a sus vínculos con el suicidio adolescente y otras formas de violencia escolar. Pero más allá de la violencia obvia, también se ha descubierto que el acoso escolar presenta riesgos psicológicos, académicos y físicos significativos que pueden destruir la infancia de muchas víctimas y tener repercusiones a largo plazo hasta bien entrada la edad adulta. Sin embargo, de lo que no se habla con tanta frecuencia es sobre las ramificaciones legales del acoso escolar y si usted como padre de una víctima puede buscar una acción legal. Pocos padres realmente entienden sus derechos, responsabilidades y riesgos cuando su hijo está involucrado en el acoso, ya sea como la familia de la víctima o el acosador.

Se han entablado demandas por parte de las víctimas de acoso escolar contra los distritos escolares, el personal escolar o incluso los acosadores y sus padres; estos tipos de acciones legales se están volviendo mucho más comunes. Pero en general, este tipo de acción debe ser considerada como un último recurso.

En primer lugar, si su hijo ha sido víctima de acoso, necesitará su apoyo. La mayoría de los niños tratarán de disimular u ocultar el hecho de que están siendo acosados y es poco probable que busquen ayuda de los padres, a menudo incluso les molesta su participación debido a la vergüenza o la posibilidad de que se les empeoren las cosas.

El siguiente paso después de aprender sobre el acoso escolar es contactar al maestro o director del niño con una reunión en persona para analizar los detalles de lo que está sucediendo y lo que harán para evitarlo en el futuro. La ley generalmente considera el acoso escolar como un problema que debe ser abordado por la escuela y se requiere que todas las escuelas tengan una política anti-bullying.

En general, las escuelas y el personal responderán positivamente para tratar de evitar que su hijo sufra acoso o que vuelva a ocurrir. La escuela está legalmente obligada a hacer todo lo razonablemente posible para evitarlo y puede hacerse responsable si no ha hecho nada para prevenir o detener el comportamiento. Es por eso que es crucial que obtenga una copia de la política contra el acoso escolar y también mantenga registros detallados y precisos sobre cualquier intimidación adicional, la respuesta de la escuela, declaraciones hechas por su hijo, información de contactos de testigos potenciales, etc.

Algunas escuelas son mejores que otras para prevenir la intimidación y si sus intentos de trabajar con la escuela no han sido satisfactorios y la escuela no ha cumplido con sus responsabilidades legales, entonces puede tener una base legal para presentar una demanda contra el distrito escolar, su personal y/o el acosador y sus padres. Los padres, al igual que el distrito escolar, se vuelven legalmente responsables cuando saben que el niño es una amenaza para los demás, pero no han tomado medidas razonables para controlar o disminuir el comportamiento. De esta manera, la responsabilidad de un padre por el acoso es muy similar a la responsabilidad por el niño que conduce alcoholizado: la ley no sería muy amable con un padre que permitió que su hijo condujera ebrio.

El acoso escolar es un problema grave que afecta a demasiados niños en la actualidad. Aunque el acoso siempre ha sido un hecho de la vida de los escolares, en muchos sentidos ha empeorado con el advenimiento de la tecnología y la capacidad de atormentar a las víctimas durante todo el día, incluso dentro de la seguridad del hogar del niño, gracias a la medios de comunicación.

Si su hijo está sufriendo a manos de un acosador y una escuela que no responde, ahora es el momento de hablar con un abogado sobre qué más se puede hacer. La firma de abogados de Greenberg & Stein es una apasionada de defender al pequeño y tiene la reputación de asumir y ganar incluso los casos más difíciles. Creemos firmemente que ningún niño debe sufrir las consecuencias psicológicas y emocionales a largo plazo asociadas con el acoso escolar y estamos listos para ayudarlo.

Si está listo para pasar la página, es hora de reunirse con el equipo de Greenberg & Stein para analizar los detalles de su caso y si se justifican las acciones legales. Llámenos hoy al 888-411-3966 para programar su consulta legal gratuita.