Blog > Defective Products > Corte Suprema A Escuchar el Caso de Medicamento Defectuosos

Corte Suprema A Escuchar el Caso de Medicamento Defectuosos

Decir que las lesiones de la señora Bartlett,  fueron causados ​​por tomar una píldora de dolor leve, son devastadores sería un eufemismo. Lo que parecía una visita inofensiva a la oficina del médico para el dolor de hombro se convirtió rápidamente en una experiencia infernal cuando la mujer desarrolló una reacción poco frecuente pero grave a la droga sulindac. Bartlett fue galardonada con $ 21 millones en un juicio que tuvo lugar en un Tribunal de Distrito Federal en Concord, Nueva Hampshire y su premio fue confirmado posteriormente por un tribunal de apelaciones. El fabricante del medicamento genérico que causó las lesiones, Mutual, está disputando además las resoluciones y tuvo éxito en la obtención de un auto de avocación de la Suprema Corte.

En 2004, Bartlett tomó sulindac, también conocido como Clinoril, una droga similar al ibuprofeno, para su dolor de hombro. Apenas unas semanas después, la piel de la mujer comenzó a deslizarse llegando hasta que perdio casi dos tercios de ella . Pasó dos meses en quemadura y meses en un coma inducido para que pudiera recuperarse de los graves daños a la piel. La reacción también la dejó legalmente ciega y le dañó permanentemente sus pulmones y esófago. El cirujano de quemaduras que atendió sus heridas describió su experiencia como «el infierno en la tierra.»

La ley federal prohíbe a las compañías de genéricos  la desviación del medicamento de marca que están copiando. La razón de que este caso está siendo impugnado de manera tan agresiva es porque cae en una categoría de la responsabilidad del producto ya que ha hecho una aparición previa en el Tribunal Supremo. En 2011, la Corte puso condiciones estrictas sobre los casos presentados por los consumidores de medicamentos genéricos contra los fabricantes. En el caso, Pliva v. Mensing 131 S. Ct. 2567, se decidió debido a que estas empresas simplemente fabrican sus productos en base al medicamento de marca original y, por tanto, no podían ser considerados responsables por el contenido, o falta de ella  en las etiquetas de advertencia de la droga. Por lo tanto, los fabricantes de medicamentos genéricos no pueden ser demandados por no alertar a los pacientes de los riesgos de tomar la droga.

El fabricante de la droga en este caso concreto, Mutual, argumenta que este caso cae bajo este principio previo. La parte de de Bartlett, sin embargo, está afirmando que el problema es el diseño de la droga, lo que llevó a una reacción perjudicial al consumidor. Esto, según ellos es una cuestión diferente que lo que está en la etiqueta como advertesia de la droga. Mutual responde al afirmar que la razón de que la acusación es la misma y corresponde a la jurisprudencia del caso legal de Pliva. La Corte Suprema de los Estados Unidos en última instancia, escuchara el caso de medicamento defectuoso y decidira si extiende sus implicaciones en las decisiones anteriores para incluir el diseño de la droga, así como la etiqueta de advertencia. Si la Corte Suprema falla a favor de la compañía farmacéutica Mutual y genéricos en general, el abogado del demandante se pregunta si los medicamentos genéricos pueden ser demandados o rendir cuentas para nada en absoluto. Sin embargo, la defensa y sus defensores han declarado que si la decisión es de Bartlett, que temen que los jurados individuales en casos civiles pueden superar la autoridad de las agencias federales como la Administración de Alimentos y Drogas. Las implicaciones sobre la decisión serán significativos  de cualquier manera que el Tribunal Supremo decida.

Los fármacos con un mal diseño son sólo un ejemplo de posibles productos defectuosos que pueden conducir a la lesión de los consumidores. Si bien la ley en este caso específico de los medicamentos genéricos está aún por decidir, en la mayoría de los casos los fabricantes son sujetos a responsabilidad por las lesiones sufridas debido a defectos en el diseño o la fabricación de su producto. Las víctimas heridas tienen a menudo derecho a una indemnización para recuperarse de sus lesiones y la recompensa por los daños. Si usted o alguien que usted conoce ha sido lesionado debido a los productos dañados o defectuosos, póngase en contacto con un abogado de lesiones personales de NYC en Greenberg & Stein, PC para aprender más acerca de cómo podemos ser capaces de ayudarle.