Blog > Accidente de Vehículo > Cinco señales para saber si su conductor fue negligente

Cinco señales para saber si su conductor fue negligente

Cada año miles de neoyorquinos resultan heridos mientras viajan en los autobuses urbanos. A menudo, las lesiones sufridas pueden ser bastante graves y en algunos casos, incluso pueden ser fatales. Trágicamente, muchos de estos accidentes son el resultado de conductores de autobús negligentes o imprudentes que tienen el deber de conducir de una manera razonable y cuidadosa.

El hecho es que cuando usted es conductor de un autobús al volante de un vehículo de varias toneladas, no puede permitirse el lujo de cometer un error o puede causar lesiones graves al conductor, a sus pasajeros y posiblemente a otros automovilistas. Esta es la razón principal por la cual se espera que los conductores de autobús conduzcan con precaución y a la defensiva.

Sin embargo, no siempre es fácil demostrar que un conductor fue imprudente y le causó lesiones a usted, razón por la cual debe estar atento a algunas señales que pueden indicar que el conductor del autobús fue negligente.

– Conducir demasiado rápido en ciertas condiciones, especialmente durante las tormentas de nieve o el clima húmedo.

– Conducir por encima del límite de velocidad.

– Realizar cambios bruscos de carril, hacer giros bruscos, o acelerar y/o frenar bruscamente.

– Conducir con alguna incapacidad, esto puede incluir alcohol, drogas o conducir mientras está somnoliento.

– Continuar conduciendo después de señales de mal funcionamiento del sistema o del equipo.

Si notó alguna de estas cinco señales antes del accidente del autobús, puede estar en lo cierto al creer que el conductor fue negligente. Demostrar que ese fue el caso puede ser otro asunto y es por eso que si sufrió una lesión mientras viajaba en el autobús, debe asegurarse de seguir algunos pasos cruciales a continuación.

Primero, siempre anote el nombre del conductor del autobús y el número del autobús. Debería llamar usted mismo a la policía, porque es probable que el conductor del autobús no lo haga y exigirle que se presente en la escena del accidente. El informe policial puede proporcionar evidencia de terceros valiosa e imparcial con respecto a lo que sucedió y quién puede ser culpable. Finalmente, antes de abandonar la escena del accidente, debe asegurarse de obtener el nombre y la información de contacto de cualquier posible testigo, ya sea que haya transeúntes o compañeros pasajeros en el autobús.

Su siguiente paso es buscar una evaluación médica para tratar cualquier herida o contusión que pueda haber sufrido e identificar cualquier lesión que pueda aparecer a largo plazo, que a menudo es el caso de los accidentes automovilísticos.

Incluso con testigos presenciales, puede ser difícil responsabilizar a un conductor de autobús negligente y en última instancia, demostrar que fueron responsables, razón por la cual necesita la ayuda de un abogado experimentado. Un abogado con experiencia en accidentes de autobus tiene los recursos para buscar evidencia de cámaras de tránsito, solicitar el testimonio de ingenieros y analistas expertos y recopilar cualquier registro o documento relevantes sobre el conductor del autobús o el mantenimiento del autobús, que pueden ayudar a corroborar el caso del cliente.

Tanto el testimonio como la evidencia son importantes para establecer la cadena de eventos y cómo el conductor incumplió con su deber de cuidado que finalmente causó sus lesiones y las consiguientes pérdidas monetarias, que van desde facturas médicas hasta salarios perdidos y más.

El tiempo es esencial, no solo cuando se trata de construir un caso sólido, sino también porque los plazos de presentación son más cortos que los juicios por lesiones personales típicas, ya que estos casos involucran a entidades estatales. En el caso de una lesión en un autobús de la ciudad de Nueva York, debe presentar una reclamación dentro de los 90 días o se desestimará por completo.

Tener un equipo experimentado y bien informado de su lado, como los de Greenberg & Stein, es un paso crítico inmediatamente posterior a su lesión en el autobús. Nuestro equipo en Greenberg & Stein tiene más de 75 años de experiencia combinada manejando todo tipo de accidentes y demandas por lesiones personales, incluyendo casos que involucran lesiones en los autobuses de la ciudad de Nueva York y el transporte público.

Cada caso es único y puede estar seguro de que nuestro equipo explorará todas las opciones legales disponibles para usted y se asegurará de que reciba una compensación justa si se ha lastimado mientras viajaba en un autobús de la ciudad de Nueva York.

Ofrecemos una consulta gratuita y una línea telefónica las 24 horas, así que no dude en contactarnos después de un accidente de autobús en la ciudad de Nueva York. Llámenos hoy al 888-411-3966 para programar su consulta legal gratuita.